Un accidente automovilístico trae consigo una serie de preguntas. ¿Quién tiene la culpa? ¿Quién paga por los daños a mi auto? ¿Quién pagará mis cuentas médicas? ¿Cuánto debo obtener por dolor y sufrimiento? ¿Puedo pedirle a la compañía de seguros que me reembolse el salario perdido?
Un abogado con experiencia en lesiones puede ser extremadamente útil para negociar el mundo a menudo caótico y confuso de reclamaciones de seguros y acuerdos.