El 15 de junio de 2012, el Secretario de Seguridad Nacional anunció que ciertas personas que vinieron a los Estados Unidos cuando eran niños y cumplían con varias pautas pueden solicitar la consideración de una acción diferida por un período de dos años, sujeto a renovación. También son elegibles para la autorización de trabajo. La acción diferida es un uso de la discreción del fiscal para diferir la acción de remoción contra un individuo durante un cierto período de tiempo. La acción diferida no proporciona estatus legal.